Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La abundancia olvidada

El viejo autómata recuerda su sueño.
Son los paraísos olvidados.
Lentos flashasos blancos.
El viejo autómata recuerda en la obscuridad.
Sabían todos que algo andaba mal... 
El viejo autómata sobre el barro seco. 
Se han secado los ríos donde descansaba la abundancia olvidada. 
¿Los enecúmenos podrán proseguir sus cualidades proteicas? 
¿O todo ha sido ese sueño que se olvida? 
¿Ha sido el autómata el culpable? 
No. Él aprendió a mentir mientras la ciudad se mentía a sí mismo.
Cuando realmente sólo era la ayuda que todos necesitaban.  Hacia la nueva sociedad que anhelaban. 
¿Ha sido el hombre el culpable? 
No lo sé.  Sólo sé que todo esto fue necesario. 
Necesario de un sin por qué. 
Antes de apagar las luces tal vez Dios piense en su siguiente obra. 
Su nuevo videojuego, tal vez con seres más o menos inteligentes.
Será interesante verle construir su siguiente universo... 


Entradas más recientes

noche en la orilla.

Té de bañera

Entre la acera y el Adiós

A los ojos del sol

Dios hizo todo con una orgía y bossa nova

Fauno

El agua está muerta

Color

Finito

Ándate al silencio